Close

¿Qué buscar?

Integración mecánica

Lo que más me gusta de mi trabajo es la parte mecánica, es decir, la fase de estudio previo e integración del proyecto. Tengo que conseguir encajar grandes piezas, un reto que me parece muy interesante. Mi trabajo es muy diverso: participo en cada paso del desarrollo del producto. Me encanta ver todo el proyecto, y no solo una parte de él. La ingeniería mecánica es la columna vertebral de la actividad de I+D, por lo que interactúo con diferentes participantes: proveedores, personal de hardware, software, producción, logística, soporte, marketing, etc. Es muy reconfortante.

Serge Besnier , Ingeniero mecánico de Chicago Pneumatic

Nuestros ingenieros mecánicos están involucrados en cada paso del desarrollo del producto y son los encargados de garantizar que todas las piezas diseñadas para el producto se adapten perfectamente y funcionen a la perfección.

Creación del prototipo

Para comenzar el proyecto, se diseña la arquitectura inicial de la nueva herramienta según las necesidades definidas del cliente. El primer paso consiste en crear el prototipo. Para ello, los ingenieros mecánicos utilizan soluciones existentes y crean soluciones nuevas, que combinan para elaborar un producto que se corresponda con el informe. A continuación, redactan diferentes soluciones y las prueban. A veces, lo que se escribe sobre el papel no sale tal y como se había planeado, y se modifica la solución. El verdadero desafío es encontrar el equilibrio adecuado entre las restricciones de tiempo y de costes.

Diseño del producto

El segundo paso del proceso es el diseño del producto. Nuestros ingenieros mecánicos dan prioridad a la viabilidad del producto: ¿funcionará en una situación real? Para identificar qué piezas existentes se pueden usar para el proyecto y qué piezas nuevas hay que crear, se realiza un análisis detallado. A continuación, se propone el diseño teniendo en cuenta amplios parámetros, como las condiciones de trabajo del usuario final, los estándares aplicados y los objetivos del proyecto. Los diseños también se someten a importantes comprobaciones:

FMEA: análisis modal de fallos y efectos

Aquí, nuestros ingenieros mecánicos analizan todos los posibles riesgos de fallo del producto y definen los puntos de comprobación necesarios para evitar que se produzcan estos problemas.

Análisis de industrialización

El objetivo de este análisis es garantizar que el diseño del producto final se puede industrializar y que, al final del proceso de producción, el producto cumpla todos los requisitos. Durante la fase de desarrollo del producto, nuestros ingenieros mecánicos se esfuerzan al máximo para reducir la probabilidad de que surjan problemas durante la producción. Por ejemplo:

  • Intentan minimizar el número de tornillos y cables
  • Se aseguran de que los cables tengan suficiente espacio y no se desgasten
  • Realizan pruebas de simulación para identificar dónde podrían romperse las piezas y qué hay que reforzar
  • Junto con nuestro departamento de soporte de ingeniería, analizan todo lo aprendido previamente para anticiparse e integrar esta valiosa información en el nuevo producto
  • Se aseguran de poder adaptar los logotipos de la empresa y otros requisitos de comunicación, como la información de seguridad

Una vez confirmada la viabilidad del proyecto, el siguiente paso es verificar que los costes son aceptables. Aquí es fundamental la anticipación para poner en marcha el proyecto dentro del plazo acordado. Si la solución final es demasiado cara, será demasiado tarde para volver a empezar, por lo que el control de costes forma parte del desarrollo del producto de manera continua.

Los planos

Cuando están seguros de contar con un producto viable que cumple las restricciones de costes y de tiempo, nuestros ingenieros mecánicos pasan a la siguiente fase: los planos. Esta tarea es muy importante, pues requiere varias comprobaciones, así como atención al detalle. Si se requiere algún cambio después de haber elaborado los planos, se informa a todos aquellos involucrados en el producto (incluidos I+D, logística, producción, etc.), que deben validar que el cambio es posible y no les afecta.

Una vez lanzado el producto, los cambios pueden ser muy molestos y provocar retrasos o retiradas. Por esta razón, realizamos varias pruebas sobre el terreno antes de lanzar nuestros productos para eliminar el riesgo de tener que modificarlos posteriormente. De esta forma, nuestros clientes tienen la confianza de que los nuevos productos de Chicago Pneumatic funcionarán de manera fiable desde el principio.

Elaboración de prototipos

Una vez que los diseños están validados, nuestros ingenieros mecánicos inician la producción de las piezas metálicas y los moldes de plástico. Incluso en la actualidad, puede ser difícil predecir la inyección plástica, por lo que volvemos a probar el prototipo en esta etapa para detectar cualquier discrepancia.