Close

¿Qué buscar?

Pruebas de laboratorio

Wilhelm Isaac, líder del laboratorio del equipo de ingeniería de Chicago Pneumatic

El laboratorio de pruebas garantiza la conformidad, fiabilidad y seguridad de nuestros productos de acuerdo con las normativas internas e internacionales. Nuestros procesos y equipos de prueba nos permiten realizar comparaciones con las herramientas de la competencia y optimizar las herramientas de Chicago Pneumatic para que siempre se mantengan por delante de sus rivales. Otra misión del laboratorio, sin duda mi favorita, es la de evaluar conceptos innovadores que se han elaborado como prototipos y ver cómo las grandes ideas se hacen realidad

Wilhelm Isaac , Líder del laboratorio del equipo de ingeniería de Chicago Pneumatic

Nuestro laboratorio de pruebas de alta gama nos permite:

  1. Comprobar la duración, seguridad, calidad y ergonomía de nuestros productos
  2. Medir la disponibilidad de productos en el mercado y obtener datos reales sobre el rendimiento y la posición de nuestros productos
  3. Hacer algunas pruebas exploratorias para mejorar nuestros productos y desarrollar la innovación

Comprobación de seguridad y calidad

En lo que respecta a nuestra primera misión, el objetivo principal de nuestro laboratorio es verificar que la herramienta ofrezca el rendimiento exacto que se detalla en el documento de requisitos del producto.

Bancos de prueba: llevamos nuestras herramientas al límite

Los bancos de prueba nos permiten comprobar el rendimiento de la herramienta al utilizarla de forma intensiva y continua durante un máximo de 2000 horas. De esta forma, podemos replicar la vida útil de un producto en un periodo de tiempo muy breve. Cada ciclo consta de tres pasos:
  1. Funcionamiento de la herramienta en vacío
  2. Funcionamiento de la herramienta en carga
  3. Tiempo de pausa (de lo contrario, la herramienta se sobrecalentará)
El ciclo de prueba y la duración objetivo varían de un tipo de herramienta a otra, por lo que cada prueba está personalizada. Además, según el tipo de herramienta, usamos diferentes bancos de prueba. La mayoría de herramientas giratorias cuentan con un dinamómetro (Magtrol), y las llaves de impacto y de trinquete se prueban mediante comprobadores de células de carga hidráulicas (Skidmore).

Si la herramienta sigue funcionando correctamente tras realizar la prueba, podemos garantizar a nuestros clientes su duración sin fallos.

Ruido y vibraciones

En Chicago Pneumatic, nos esforzamos por diseñar herramientas ergonómicas, especialmente en lo que respecta al ruido y las vibraciones. En el sector, una práctica habitual es medir el sonido de acuerdo con ISO15744, pero a menudo tenemos que ir más allá de las normas ISO para ofrecer herramientas con un mejor rendimiento y menos vibración o ruido que el resto de herramientas disponibles en el mercado. Hay muchas opciones, por ejemplo, para reducir el ruido más allá de los requisitos ISO. Una de ellas consiste en implantar un silenciador, lo que supone todo un desafío, pues tiene que cumplir todos estos requisitos:
  • Ser muy compacto
  • Crear una baja caída de presión (para que el rendimiento de la herramienta no se vea afectado)
  • Funcionar en una amplia gama de frecuencias
  • Estar hecho de un material que no se obstruya rápidamente

El desarrollo de este tipo de solución exige una gran experiencia y preparación para encontrar la opción perfecta, especialmente porque el proceso varía de una herramienta a otra.

Pruebas de seguridad: sin margen para el error

Pruebas de seguridad
Nuestras pruebas de seguridad son muy importantes y están totalmente garantizadas. Cuando se trata de la seguridad, no hay margen para el error. En las primeras etapas del proyecto, probamos los prototipos sobre el terreno para poder anticiparnos a las situaciones que se puedan producir en el futuro y mejorar el producto gracias a los comentarios del usuario final. Por ello, una de nuestras prioridades es que el uso de la herramienta que proporcionamos sea totalmente seguro, incluso en el nivel de prototipo. El valor añadido de las pruebas en campo radica en garantizar que nuestros productos ofrezcan el mismo rendimiento en situaciones reales que en nuestro laboratorio de pruebas. También consideramos fundamental involucrar a los usuarios finales en el desarrollo de nuestras herramientas, pues son quienes las conocen mejor.

Por último, nuestras salas de pruebas, donde probamos nuestras herramientas en hormigón, nos permiten averiguar qué tenemos que mejorar o reforzar en la herramienta para que no se rompa pase lo que pase en las aplicaciones reales. De esta forma, garantizamos su duración y resistencia.

Cuando el producto está fabricado, ejecutamos una última prueba: la prueba del cliente. Nos ponemos en la piel de nuestros clientes finales e imaginamos que acabamos de recibir el producto y lo estamos viendo por primera vez. Así, podemos validar muchos puntos de contacto y materiales para asegurarnos de que el producto y todo lo que lo rodea se adaptan al rendimiento y nivel de servicio esperados. Se trata de una doble comprobación antes de poner el producto oficialmente a la venta. En esta comprobación final no debería surgir ningún problema, puesto que todos los aspectos se han verificado ya antes de la fase de producción.

Rendimiento real

Nuestro laboratorio no es solo un gran recurso para probar nuestros propios productos, sino también los de la competencia. De hecho, aunque hay estándares del sector para medir el ruido, la vibración y la seguridad, no hay ninguna referencia para calcular los datos de rendimiento.

Por este motivo, para asegurarnos de que los productos de Chicago Pneumatic ofrezcan un mejor rendimiento que el resto, probamos los productos de la competencia en nuestro laboratorio de pruebas para así contar con datos de rendimiento reales que nos permitan establecer comparaciones. Nuestros estándares de comprobación y nuestros requisitos de calidad son extremadamente exigentes, por lo que siempre nos basamos en datos de pruebas reales.

Todos los datos de rendimiento se miden en nuestras salas de pruebas y se obtienen de la serie de producción del producto una vez completado totalmente, de modo que los datos de rendimiento son tan precisos para nosotros como para el usuario.

Este laboratorio de pruebas es clave en todo lo que hacemos, nos da capacidad de respuesta y nos permite entender mucho mejor nuestras herramientas, ya que podemos verlas en acción. Nuestro equipo de marketing lo considera una importante ventaja, ya que, al ofrecer una comparación veraz entre nuestras herramientas y las de la competencia, podemos comparar los nuevos productos con los ya existentes y aportar valor a nuestros clientes.

Ensayos experimentales

Al contar con estas instalaciones, nuestro equipo de I+D puede realizar algunos experimentos de simulación para duplicar el uso real de la herramienta en nuestras salas de pruebas. Esta práctica suele generar grandes ideas.

Nuestras amoladoras industriales actuales lo ilustran a la perfección. Como resultado directo de una prueba de simulación, les añadimos un tornillo de seguridad para evitar que la muela se salga en caso de fallo del motor.

De hecho, gracias al contacto directo con nuestros clientes, sabemos que a veces el motor se atasca (por un problema en la línea de aire, por ejemplo). Por eso, simulamos la parada repentina del motor en nuestro laboratorio (con la herramienta en funcionamiento dentro de una carcasa protectora para esta prueba en concreto) y probamos diferentes enfoques para evitarlo. Nuestros ingenieros analizaron el desafío y desarrollaron una solución muy simple a la par que duradera. La validamos añadiendo un tornillo de seguridad, que evitaba que la rueda se aflojara en caso de fallo de una paleta del motor. Basándonos en los resultados de la prueba, decidimos estandarizar este tornillo de seguridad en todas nuestras amoladoras industriales, aunque no sea ningún requisito bajo los estándares de seguridad actuales.

Nunca ponemos en riesgo la seguridad. A veces, superamos los requisitos de las normas ISO porque la seguridad de nuestros clientes es lo primero.