Close

Not quite sure about what you are looking for?

Use the links below to jump directly to the most searched topics

Tratamiento del Aire Comprimido

Hay muchas cosas que usted puede hacer para garantizar que la calidad de su aire comprimido sea la más alta posible. Explore nuestro amplio rango de productos de tratamiento del aire y sepa por qué debería incluirlos en su sitema de aire comprimido.

Contactar a un experto local Encontrar un distribuidor local

Calidad del Aire Comprimido

Es sumamente importante garantizar la calidad correcta de aire en su línea de producción. Si el aire contanminado entra en contacto con el producto final, los costos por rechazo del producto pueden ser muy altos y la solución más económica puede rápidamente convertirse en la más costosa.

¿Por qué es importante considerar la calidad del aire?

El aire comprimido puede contener sustancias no deseadas, como vapor de agua, aceite, así como partículas de polvo. Dependiendo del área de aplicación del aire comprimido, estas sustancias pueden afectar negativamente la calidad del producto final e incluso, aumentar los costos.


El propósito del tratamiento del aire es garantizar aire comprimido con la calidad ideal en función de la aplicación requerida. Cuando la función del aire comprimido es definida con claridad, encontrar el sistema más rentable y eficiente para cada situación en específico se vuelve mucho más simple de lo que parece. ¡Aquí le enseñaremos como!


¿Qué tipo de contaminantes puedo encontrar en el aire comprimido?

Vapor de agua en el aire comprimido

El aire contiene humedad en la forma de vapor de agua. Este vapor de agua también se encuentra presente en el aire comprimido y puede causar problemas como altos costos de mantenimiento, vida útil reducida, mayor tasa de rechazo cuando el producto final se ve seriamente afectado como pinturas en aerosol e inyección de plástico, además de corrosión en las tuberías. Todos estos problemas se pueden evitar con el uso de posenfriadores, separadores de condensado, secadores refrigerativos y secadores de adsorción.

Aceite en el aire comprimido

La cantidad de aceite en el aire comprimido depende de varios factores, incluyendo el tipo de máquina, el diseño, la antigüedad y el estado. Existen dos tipos principales de compresor de aire: los que funcionan con lubricante en la cámara de compresión y aquellos que funcionan sin este. En los compresores lubricados, el aceite participa en el proceso de compresión y se mezcla con el aire comprimido (total o parcialmente). Sin embargo, en los compresores modernos de pistón y tornillo lubricados, la cantidad de aceite que pasa a la línea de aire comprimido es muy baja. Por ejemplo, en un compresor de tornillo lubricado con aceite, el contenido de aceite en el aire es inferior a 3 mg/m3 a 20 ° C. El contenido de aceite se puede reducir aún más mediante el uso de filtros de etapas múltiples. Si se elige esta solución, es importante considerar los efectos sobre la calidad, los riesgos y los costos de energía involucrados.

Microorganismos en el aire comprimido

Más del 80% de las partículas que contaminan el aire comprimido son menores que 2µm y pasan fácilmente a través de los filtros, mezclándose en las tuberías con el agua y los residuos de aceite. Esto prolifera el crecimiento de microorganismos. Un filtro colocado justo a la salida del compresor puede eliminar este riesgo.

Sin embardo, para tener aire completamente limpio, las bacterias que crecen después de este filtro deben mantenerse bajo control. La situación se complica un poco más teniendo en cuenta los gases y aerosol que se concentra en forma de gotas.

Los microorganismos, a pesar de ser bastante pequeños (pueden ser de hasta 0,2µm), son una gran amenaza para muchas industrias, ya que como "seres vivos", estos tienen la capacidad de multiplicarse.

La manera más efectiva de tratar este asunto consiste en secar el aire a una humedad relaviva <40% (esto se puede lograr utilizando cualquier tipo de secador) y colocando un filtro estéril en el sistema. El filtro estéril debe instalarse en una carcasa de filtro que permita la esterilización por vapor in situ o que pueda abrirse fácilmente. La esterilización debe realizarse con frecuencia para mantener una buena calidad del aire.